Chamana rescata una filosofía de vida muy antigua que vivifica el reencuentro del hombre con los conocimientos de la naturaleza y su propio interior.

Así, a través de su nombre, símbolos, colores, ingredientes, aromas y sabores, Chamana propone un momento donde conectarse y abrir los sentidos para percibir el camino del conocimiento.