El nombre “CHAMANA” surge como un homenaje a una mujer sagrada, sabia, con conocimientos sobre árboles y plantas. Una “Chamana” es una conocedora del cuerpo y alma, que guarda secretos milenarios. Sabe del arte de curar y predecir con ayuda de la naturaleza.

Mandalas

Un mandala –“círculo sagrado” en sánscrito- representa el símbolo de la sanación, totalidad e integración.

Los mandalas han sido usados desde tiempos antiquísimos hasta nuestros días por las tradiciones espirituales de todo el mundo como vehículo para reconectarse con su “Ser esencial”.

Caminar, danzar, contemplar, dibujar y pintar mandalas puede ayudar a curar la sensación de fragmentación psíquica y espiritual, y a manifestar la creatividad en las personas.

Chamana y los mandalas están vinculados con la sabiduría, con la naturaleza y el bienestar.